Reflexiones aleatorias

20 febrero 2009

Como hace un tiempo que no escribo nada y estoy pasando una regla de dolor moderado y algo depre, aunque ha sido bastante iluminativa, post al canto.

La cosa es que hace tiempo que trato de aclarme sobre ciertas cosas en mi vida, y aunque la mayoría de ellas ya están bastante claras y apañadas, todavía quedan peqeuños escollos que salvar para llegar al final del camino. Pues bien, se ve que a través de el dolor (que gracias a Dios no está siedo de lo mas chungo) parece que uno a veces es capaz de llegar a ciertas conclusiones que normalmente nos jode alcanzar o no acabamos de sacar a la superficie y se quedan enterradas en nuestro subconsciente.

Y a que viene todo este rollo diréis? pues porque me da la gana que para eso me he montao el blog, hala!

La cosa es me he dado cuenta de que a veces las relaciones son como los perritos que se regalan en Navidad. Al principio son muy monos y nos encantan, jugamos con ellos todo el rato y les damos todo nuestro cariño y cuidados y estamos encantados con nuestro cachorro. Pero el tiempo pasa, y ya sabemos que eso siempre hace mella, y además nuestros queridos cachorritos van creciendo y eso implica que hay que mojarse mas y, de pronto, somos conscientes de que hemos adquirido una serie de responsabilidades (que lo mismo ni queremos) y ya no es todo jugar con nuestro cachorro. Espero no volver a confundirme, que yo se perfectamente por qué no tengo perro.

Pues bien, esta es una de las varias conclusiones a las que he llegado estos días tan pochos. También me he dado cuenta de lo rápido que soy capaz de sacarme ciertas cosas de encima y de lo mucho que me gusta ser como soy (por muchos problemas que me traiga eso a veces). Es una pena, pero soy de esas personas a las que les gustan las cosas claras, que no me corto casi nunca y que no necesito a un hombre en mi vida para que cuide de mí ( de eso me encargo yo solita). Por ahora, creo que mi relación con el sexo opuesto va tratarse báscamente de una cuestión carnal, hasta que deje de serlo y vuelvan a darme un poco por ahí (pero que le vamos a hacer).

El resto de mis iluminaciones me las guardo para mí, que tampoco es cuestión de desvelear por aquí los secretos de la humanidad, no?

Así que guapetones del mundo, aqui estoy para tomarnos unas copillas y ehcarnos unas risas (o lo que se tercie).

Anuncios

4 comentarios to “Reflexiones aleatorias”

  1. Me debes una cena Says:

    Impagable!!!

  2. Me debes una cena Says:

    No hace falta que sea en Beef Place…pero sí antes de la siguiente regla

  3. natiaz Says:

    Esto está hecho, nos buscamos un sitio donde el metre esté bueno ;)

  4. Banyú Says:

    Oeoeoeoeoeoe!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: