El mini que se convirtió en Macbook

18 marzo 2009

Pues sí, debido a una serie de razones (que no viene al caso enumerar aquí) hace tiempo que venía rumiando la idea de comprarme un ordenador, un mac con procesador Intel para ser más exactos. Y cual fue la excusa perfecta? pues el día sin IVA de MediaMark!

Y ahí estaba yo, con mi recién estrenado estatus de parada/estudiante dispuesta a dejarme los cuartos en un flamante mac nuevecito. La verdad es que cuando llegué a la tienda mi idea era la de llevarme el Macbook, para que nos vamos a engañar, pero dado que era el segundo día de promoción y que llegamos al final de la tarde lo máximo que quedaba eran tres minis que no iban a durar demasiado así que me llevé puesto uno de ellos.

Aunque me quedaba ese pequeño resquemor de no haberme podido llevar el portátil estaba la mar de contenta con mi nuevo mini que rápidamente coloqué en mi centro de operaciones. Pero entonces el destino (que últimamente no es nada sutil con sus mensajes) me había preparado una sorpresita: al día siguiente de mi flamante compra los mamones de Apple presentan el nuevo y mejorado mini al mismo precio al que yo había comprado el mío, descuento incluído. Por supuesto las reacciones de mis amigos no se hicieron esperar y alguno, como mi primo eduo, directamente se descojonaron de mi (que SMS más graciosete, eh primo?). Así que se me puso un poco de mala baba y decidí que no iba a permitir que se me quedara esa cara de lela por lo que se me ocurrió que lo mejor que podía hacer era devolver el mini y pillarme el nuevo.

No daré demasiados detalles de la operación por si acaso, pero al final no hubo ningún problema con la devolución y ya tenía de nuevo el dinero en mis manos, y aquí la duda me atacaba de nuevo: el nuevo mini o el portátil que quería desde un principio? Pues si mis queridos amiguitos, finalmente me decidí por el portátil, básicamente porque ya me había encaprichado de él y me parece una de las mejores razones para hacer algo así. Por alguna extraña razón parece que cada vez que nos gastamos la pasta en algo que nos gusta tendemos a autojustificarnos y le buscamos cienes y cienes de razones “lógicas” a nuestra compra. En mi caso tengo un montón de razones, pero la verdad verdadera es que la razón principal es porque quiero y me lo puedo permitir, y punto! (como diría la Esteban).

De momento estoy encantada con el cacharro, aunque todavía no me he puesto a saco con él. Quizá más adelante escriba mis impresiones, pero eso depende de las ganas que tenga. Así que mientras tanto pienso disfrutar de mi chiquitín.

MB

Anuncios

3 comentarios to “El mini que se convirtió en Macbook”

  1. nina_e Says:

    se te olvidó decir la razón principal y motor de tus acciones:
    “Por que yo lo valgo”

    A disfrutar del pequeñin, prima.¿le podemos poner un nombre absurdo?

  2. natiaz Says:

    Pues claro, lo de ponerle nombres absurdos a las cosas siempre es divertido :)

  3. Banyú Says:

    Pedazo de pepino.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: